Cómo detectar adicción al alcohol

El alcoholismo es una de las adicciones más frecuentes de nuestra sociedad, pero al ser el alcohol una sustancia socialmente aceptada y una bebida habitual en nuestra sociedad, muchas veces nos cuesta detectar adicción al alcohol de una persona que pueda ser peligrosa o un problema de salud.

Mucha gente bebe alcohol los fines de semana, en eventos sociales y fiestas, o incluso diariamente en forma de una cerveza o una copa de vino al acompañar la comida o un momento de relajación en una terraza, por eso muchas veces es difícil detectar adicción al alcohol ¿Cuándo una persona tiene un problema con la bebida? ¿Cuándo un consumo de alcohol pasa a ser una adicción? En Liberadict te dejamos una serie de pautas para detectar adicción al alcohol.

Principales signos para detectar adicción al alcohol

Alta tolerancia al alcohol: los alcohólicos desarrollan lenta y gradualmente tolerancia al alcohol. Puedes notar que generalmente pueden beber más que la mayoría del grupo sin sentir los mismos efectos, o ninguno, y simplemente continúan bebiendo mientras que otros disminuyen el consumo de alcohol o muestran preocupación. Si una persona necesita consumir cantidades cada vez mayores de alcohol para sentirse bien es una forma de detectar adicción al alcohol.

Beber más rápido de lo normal: este punto está relacionado con el anterior para detectar adicción al alcohol. Las personas alcohólicas beben más rápido que el resto en los contextos sociales, ya que la gente bebe como un complemento o acompañamiento del contexto, y no como la razón principal. Cuando tú llevas una cerveza porque mientras bebes estás hablando con otras personas, el alcohólico ya lleva tres. Incluso el alcohólico considera negativo aquellos eventos sociales en donde no hay alcohol o no puede beber más y rehúsa ir a ellos.

Quitar importancia a determinadas bebidas alcohólicas: el alcohólico busca excusas para consumir más o beber de una forma que los demás vean normal. Como está acostumbrado a beber siempre, ciertas bebidas alcohólicas con poca graduación como la cerveza y el vino las considera ‘normales’ beber en cualquier momento, como si no tuvieran alcohol. Así siempre tiene la excusa de beber alcohol en cualquier contexto o momento, aunque ello implique abusar también de estas bebidas con poca graduación.

Adelantarse al consumo social de alcohol: hay contextos sociales que, como hemos dicho, suponen el consumo de alcohol de forma normalizada. Por ejemplo, quedar con los amigos en el bar a ver un partido de fútbol. Una forma de detectar adicción al alcohol es si la persona ‘adelanta’ el consumo de alcohol a ese momento. Por ejemplo, si al llegar al bar ya se ha tomado tres cervezas previamente para ir ‘calentándose’. El alcohólico aprovecha estas situaciones para beber sin que parezca anormal el consumo.

Beber solo: el consumo de alcohol es algo muy social, la mayoría de la gente sólo bebe alcohol cuando está con otras personas socializando. Podemos detectar adición al alcohol si la persona asimila como normal beber solo. Con ello no queremos decir que sea malo tomarse un vaso de vino durante la comida, pero sí consumir cubatas todos los días estando solo en tu casa.

Beber a escondidas o en lugares prohibidos: es una forma de detectar adicción al alcohol en un grado ya peligroso. Alguien que bebe alcohol en lugares donde está prohibido, como la escuela o el trabajo, es un bebedor compulsivo. Se esconde porque sabe que está mal pero no tiene control sobre la bebida. Si la persona esconde botellas o alcohol para que sus familiares o amigos crean que no bebe tanto, es que tiene un problema de adicción.

Comportamientos peligrosos: beber demasiado o muy a menudo hace que la persona pierda su sentido de autocontrol, lo que se vuelve muy peligroso con actitudes como conducir ebrio. Los alcohólicos comienzan a tomar más y más riesgos, porque el alcohol es más importante que la vida misma.

Mal humor y altibajos emocionales: un problema de alcohol puede ser muy estresante, emocional y físicamente, para la persona. Los estados de ánimo pueden cambiar rápida y abruptamente, de momentos de euforia a estados depresivos.

Aislamiento y ausencia del trabajo: detectar adicción al alcohol es sus fases más avanzadas es posible cuando la persona empieza a faltar a sus actividades normales, como el trabajo, o cuando se aleja de sus amistades que no consumen tanto alcohol. Un alcohólico se aleja de su vida habitual o porque está ebrio o tiene síntomas de abstinencia y se encuentra mal. También hay un factor de vergüenza, de saber que lo que está haciendo no es correcto y no quiere que le vean así.

Detecta y trata el alcoholismo en Liberadict, tu centro en Sevilla

Como hemos visto, el alcoholismo es una adicción más que debemos darle la importancia que se merece y detectar adicción al alcohol si sospechamos que una persona cercana tiene problemas. Si no se trata, puede tener consecuencias fatales tanto a nivel físico como psicológico y social de la persona. ¿Dónde acudir en Sevilla para tratar la adicción al alcohol? A Liberadict, un centro especializado en todo tipo de adicciones donde te ayudaremos a detectarla, superarla y evitar la recaída. Aplicamos métodos como el modelo Minnesota que tiene un elevado porcentaje de éxito y permite hacer un tratamiento intensivo sin alejarte de tu entorno familiar y social. Contacta con Liberadict y cuéntanos en qué podemos ayudarte. Nos encontramos en Avenida Emilio Lemons 2, 208, en Sevilla Este (Sevilla). Puedes escribir un correo a info@centroadiccionessevilla.es o llamarnos al 641 29 03 14.

Deja un comentario